miércoles, 27 de abril de 2011

Érase una de miedo

Acabo de recibir un escueto mail de mi jefa que me ha metido el miedo en el cuerpo.

Como ya comenté en su día, trabajo en una consultora informática que nos tiene abandonados a nuestra suerte en una gran empresa, para la que realmente realizamos nuestro trabajo. Es una especie de subcontratación encubierta. El nombre técnico que le ponen cada vez que algún compañero lo denuncia ante la inspección de trabajo es cesión ilegal de trabajadores.

En la gran empresa tengo mi jefe, con el que tratamos los temas del trabajo del día a día, lo que hay que hacer, para cuándo, cómo,... y en la consultora tengo una jefa a la que con suerte veo dos o tres veces al año y con la que tratamos los asuntos de ascensos, salarios, vacaciones, ...

A la consultora he tenido que ir en contadas ocasiones, generalmente a recoger algún documento o la cesta de navidad. Pero nunca me han convocado a una reunión allí... hasta hoy.

En el correo que hemos recibido casi todos los compañeros de mi empresa que estamos aquí desplazados, se nos convoca a una reunión urgente que tendrá lugar mañana mismo, para informarnos de una "decisión empresarial que nos afecta" y, con la dichosa crisis que tenemos encima y que parece que nunca se acaba, nos ha dejado a todos muy acojonados.

La consultora tiene ahora mismo unos 4.000 trabajadores, pero está con un ERTE, de forma que si alguno de los trabajadores nos quedamos sin cliente para el que trabajar, nos mandan al paro hasta que aparezca uno nuevo, pero con el salario íntegro, pagado del bolsillo del resto de ciudadanos, gracias a las medidas adoptadas para ¿fomentar el empleo?

Aún a pesar del ERTE, también se están produciendo despidos, cosa que es ilegal, pero los están llamando eufemísticamente "Bajas Voluntarias Pactadas" y asunto resuelto.

Los despidos, por lo menos hasta ahora, han sido de gente que llevaba largas temporadas sin cliente, pero no es nuestro caso, porque nosotros estamos en esta gran empresa.

Otra cosa es que también la gran empresa está prescindiendo de algunos trabajadores externos, incluso en algunos casos de la noche a la mañana. Tengo compañeros que se fueron de aquí como siempre hacia las 6 de la tarde y una hora más tarde, recibieron una llamada diciéndoles que al día siguiente no volviesen por aquí y no pudieron ni entrar a recoger sus cosas, ya que el edificio inteligente no les dejó. Tuvieron que ser sus compañeros los que se lo recogieron y se lo acercaron a la puerta.

Así que no sabemos lo que nos espera. Si se habrán terminado los 5 años en este cliente, en esta empresa o las dos cosas, poniéndonos en lo peor. Aunque igual es algún cambio de jefe o alguna chorrada de menor importancia... Qué incertidumbre!!

Seguiremos informando.

5 comentarios:

  1. Pues ya nos diras. Yo esa sensación me la conozco muy bien y es una putada, así que espero que no sea nada y que sigas ahí en el tajo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, y con ese secretismo tu jefe sólo consigue aumentar la solemnidad, pero también el dramatismo.

    Besos y suerte.

    ResponderEliminar
  3. Ahm, pues en estas cosas nunca se sabe, que hoy puedes hacerle un montón de falta y mañana, si, mañana mismo, no hacerles tanta falta. Tienen unos valores muy bajos, y los trabajadores en general importamos menos que una cáscara de plátano....

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  4. Kotei, la verdad es que no puedo comparar mi situación con la tuya, que sin duda es mucho peor.

    Mocho, ??? XD

    Christian, según nos ha explicado hoy, lo que no quería era preocuparnos, creo que ha conseguido todo lo contrario.

    Pimpf, la cáscara de plátano les preocupa más, porque la pueden pisar y resbalarse. A nosotros saben de sobra que nos pueden pisotear sin problemas.

    En la entrada de hoy tenéis el resultado.
    Besos para todos!!

    ResponderEliminar